2015, año de la cabra

Compañeros, estudiantes, acupunturistas, amigos todos:

Como sabéis, mi ciclo en la escuela Quirosoma está por concluir. Debo deciros que para mí ha sido una de las épocas más hermosas de mi vida pues he conocido a gente muy valiosa, todos vosotros me habéis brindado la oportunidad de transmitir lo poco o mucho que sé de la medicina tradicional china y de reafirmar mi conocimiento. He tenido el placer de observar como cada uno de vosotros se ha ido maravillando con la acupuntura y eso me ha permitido enamorarme más de lo que he asimilado de la medicina china. Por esas aulas ha desfilado una gran cantidad de estudiantes ávidos por el conocimiento, me siento muy feliz de haber cambiado el rumbo de sus pasos y haberlos colocado por veredas desde las que ver al paciente como un todo y a la salud como el estandarte de una serie de eventos que nosotros, con nuestro saber, facilitamos.

Ahora os invito a continuar con esta aventura de vida, pues el estudio de la medicina, como vosotros sabéis, no termina con un curso básico. Es un proyecto para toda la vida.

He preparado una serie de actividades académicas en dos direcciones:

1. Curso básico de acupuntura. En este sentido, tengo una nueva oferta para quienes han sido mis alumnos, podrán repasar todo el contenido del curso vía internet (ya os pondré al tanto de cómo seguir el curso).

2. Educación continuada especializada. Se tratarán temas como:

  • Estudio de la historia de la MTC
  • Estudio básico de las principales obras clásicas
  • Técnicas de selección de puntos
  • Técnicas especiales de manipulación
  • Estudio racional de las técnicas complementarias de la acupuntura (guasha, ventosas, moxibustión, ozono-acupuntura)
  • Estudio racional de los principales microsistemas de la acupuntura
  • Diferenciación sindromática práctica
  • Meta terapéutica esencial

Como veréis el proyecto es ambicioso, pero muy útil para complementar y hacer más eficiente nuestra medicina. Aquí todos ganaremos, pero sobre todo, nuestros pacientes, que serán atendidos con una medicina más sencilla y útil.

Aprovecho para desearos un muy feliz y próspero año nuevo. El 2015, año de la cabra es el momento para liberar esas ataduras del pasado y alcanzar nuevas metas, alcanzar la cima de nuestras montañas, montañas que son nuestros desafíos.

§ Deja tu comentario